Como debes cuidar la suspension del coche

Rate this post

La suspensión de tu vehículo es la encargada de darle al mismo la estabilidad que necesita mientras que conduces para evitar accidentes. Para conseguir los mejores recambios para tu vehículo, lo mejor es visitar los desguaces asturias, para encontrar repuestos al mejor precio y con una gran calidad.

Sin embargo, puede que no sepas sobre los cuidados que deberías tener en tu coche para que los amortiguadores tengan la mayor durabilidad posible. Es por esto que te he preparado este post, con algunos cuidados que resultarán fundamentales para que puedas cuidar tu sistema de suspensión.

Consejos para el cuidado de los amortiguadores

Los amortiguadores son la parte crucial del sistema de suspensión, por este motivo, debes aplicar los siguientes consejos para aumentar su durabilidad:

Evita terrenos difíciles

Los terrenos difíciles son aquellos que están llenos de irregularidades, bien sea porque no están pavimentados o porque el pavimento está en muy mal estado. Cuando conduces, los amortiguadores se encargan de absorber el impacto del terreno y hacen que vayas más cómodo en tu coche.

Pero, en los terrenos más difíciles los amortiguadores se esforzarán mucho más, lo que llevará a que se desgasten mucho más rápido. Si no tienes más opción que recorrer estos terrenos, debes hacerlo a una velocidad baja para evitar un gran daño a tus amortiguadores.

No sobrecargues tu vehículo

Cada vehículo dependiendo del tipo que sea tiene una capacidad de carga determinada, y esta no se debe exceder para tener un buen rendimiento. En todo caso, debes asegurarte de no superar la capacidad de carga recomendad por el fabricante del mismo.

Tampoco es aconsejable conducir con la carga máxima soportada por tu coche por períodos largos de tiempo. Esto debido a que el sistema de suspensión podría verse afectado negativamente y podrías tener una menor durabilidad en todos sus componentes.

Lleva el coche al taller periódicamente

Las revisiones periódicas son tus mejores aliadas en el cuidado de la suspensión de tu vehículo y deben hacerse cada 20.000 kilómetros. Esto con la finalidad de que puedas conseguir el máximo rendimiento posible en tu vehículo y que se detecte cualquier posible fallo.

Si se hacen las revisiones periódicas, los amortiguadores podrán repararse en caso de ser necesario sin tener que cambiarlos prematuramente. Por este motivo, será fundamental que lleves tu coche a un taller especializado para garantizar que tendrás el máximo rendimiento posible. Asegúrate de hacer esta revisión periódica o tu coche podría sufrir graves problemas.

No se admiten más comentarios